Definición de Tendinitis

  T

Los tendones son las estructuras fibrosas que unen a los músculos con los huesos. Cuando estos tendones se hinchan o inflaman, se le denomina tendinitis. En muchos casos, también se presenta tendinosis (degeneración del tendón).

Causas

La tendinitis puede ocurrir como resultado de una lesión o sobrecarga. Una causa común es la práctica de deportes.

La tendinitis también puede ocurrir con la edad a medida que el tendón pierde elasticidad. Las enfermedades generalizadas (sistémicas), como la artritis reumatoidea o la diabetes, también pueden ocasionar tendinitis.

La tendinitis puede ocurrir en cualquier tendón. Los sitios comúnmente afectados son:

El codo

El talón (tendinitis aquílea)

La rodilla

El hombro

El pulgar

La muñeca

Síntomas

Los síntomas de la tendinitis pueden variar según la actividad o la causa. Los síntomas principales pueden incluir:

Dolor y sensibilidad a lo largo de un tendón, generalmente cerca a una articulación

Dolor en la noche

Dolor que empeora con el movimiento o la actividad

Rigidez en la mañana

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico. Durante el examen, el proveedor buscará signos de dolor y sensibilidad cuando el músculo al cual está unido el tendón se mueve de determinadas maneras. Hay pruebas específicas para tendones específicos.

El tendón puede estar inflamado y la piel que lo cubre se puede sentir caliente y enrojecida.

Otras pruebas que se pueden realizar son:

Ultrasonido

Radiografía

Resonancia magnética

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es aliviar el dolor y reducir la inflamación.

El proveedor recomendará descansar el tendón afectado para ayudarlo a recuperarse. Esto se puede hacer empleando una férula o un dispositivo ortopédico removible. La aplicación de calor o frío en el área afectada puede ayudar.

Los analgésicos de venta libre tales como los AINE, como el ácido acetilsalicílico (aspirin) o el ibuprofeno, también pueden reducir tanto el dolor como la inflamación. Asimismo, las inyecciones de esteroides en la vaina del tendón pueden ayudar muchísimo a controlar el dolor.

El proveedor también puede sugerir fisioterapia para estirar y fortalecer el músculo y el tendón. Esto puede restablecer la capacidad del tendón para funcionar apropiadamente, mejorar la cicatrización y prevenir una lesión futura.

En raras ocasiones, se necesita cirugía para retirar el tejido inflamado que se encuentra alrededor del tendón.

Deja un comentario