Definición de Tumor Medular

  T

Es un crecimiento de células (masa) dentro o alrededor de la médula espinal.

Causas

Cualquier tipo de tumor se puede presentar en la columna vertebral, por ejemplo:

Leucemia (cáncer en la sangre que comienza en los glóbulos blancos en la médula ósea)

Linfoma (cáncer en el tejido linfático)

Mieloma (cáncer en la sangre que comienza en el plasma de las células de la médula ósea)

Una pequeña cantidad de los tumores medulares se presenta en los nervios de la médula espinal en sí.

Los tumores que comienzan en el tejido medular se denominan tumores medulares primarios. Los tumores que se diseminan a la columna desde algún otro lugar (metástasis) se denominan tumores medulares secundarios. Los tumores se pueden diseminar a la columna desde la mama, la próstata, el pulmón y otras áreas.

Se desconoce la causa de los tumores medulares primarios. Algunos tumores de este tipo ocurren con ciertas mutaciones genéticas hereditarias.

Los tumores medulares pueden presentarse:

Dentro de la médula espinal (intramedulares)

En las membranas (meninges) que cubren la médula espinal (extramedulares – intradurales)

Entre las meninges y los huesos de la columna (extradurales)

O los tumores se pueden extender desde otros lugares. La mayoría de estos tumores son extradurales.

A medida que crece, el tumor puede afectar los:

Vasos sanguíneos

Huesos de la columna

Meninges

Raíces de los nervios raquídeos

Células de la médula espinal

El tumor puede ejercer presión sobre la médula espinal o las raíces nerviosas y causar daño. Con el tiempo, el daño puede llegar a ser permanente.

Síntomas

Los síntomas dependen de la localización, el tipo de tumor y de su salud general. Los tumores que se han diseminado desde la columna a otro sitio (tumores metastásicos) a menudo progresan rápidamente. Los tumores primarios con frecuencia progresan lentamente durante semanas o años.

Los tumores en la médula espinal generalmente causan síntomas, algunas veces en grandes porciones del cuerpo.

Los tumores más allá de la médula espinal pueden crecer durante mucho tiempo antes de causar daño a los nervios.

Deja un comentario